sábado, 7 de noviembre de 2009

COSTURA DE GAZA



La "costura de gaza", es decir la gaza hecha a base de trenzar los diferentes cordones del cabo, es la forma más segura de hacer un bucle u ojo fijo en el extremo de un cabo. Tienen una infinidad de aplicaciones. Suele utilizarse para amarras fijas, en los extremos de las drizas, amantillos, contras y escotas, siempre que estén constituidas por un cabo de varios cordones. Si está bien confeccionada es muy resistente, no se deshace nunca, y si se la protege mediante un guardacabos tiene una gran duración

Elaboración: Se descolcha el cabo. Se hace una ligada o falcaceado provisional. Se pasa el primer cordón por debajo de uno de los cordones del firme, en sentido contrario al colchado. Se pasa el segundo cordón por el siguiente cordón del firme en el mismo sentido que el anterior. Se vuelve la gaza. Se pasa el tercer cordón, en sentido contrario a los anteriores, y se azocan bien las tres pasadas. Se deshace la ligada y se da un mínimo de dos pasadas más. Acabada la costura de la gaza, se le da forma con una maza y se cortan al ras los cordones que sobresalgan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada